EL PARQUE TAYRONA

Cecilia López Montaño
Barranquilla, Agosto 27 de 2004

 

Si algún tema es sensible en Santa Marta es todo aquello que se refiera al Parque Tayrona. Muchas cosas de la historia del Magdalena y de Santa Marta han pasado en ese bello sitio de la geografía de esa región. Cada vez que sucede alguna tragedia queda en evidencia que los males colombianos encuentran un nido en el Tayrona. Asesinan no solo a los directores del parque sino a desprevenidos turistas; el paramilitarismo ejerce como ejercen otros sectores al margen de la ley. Se han identificado problemas con titulaciones difíciles de entender, abogados de dudosa ortografía ofrecen prebendas, en fin, lo ilegal parece que deambula con demasiada frecuencia por estos parajes. A su vez, el estado colombiano jamás le ha ofrecido ni a este ni a otros parques del país ni las reglas del juego ni los recursos financieros y humanos que se requerirían.

Pero el tema central surge de la paradoja que representa semejante riqueza natural en medio de la creciente pobreza de una ciudad y de un departamento cuyo producto per cápita apenas si ha crecido durante los últimos 25 años. Los apetitos se despiertan cada vez más ante las posibilidades de convertirlo en una fuente de riqueza. Muchos temas surgen alrededor de esta posibilidad y es necesario empezar a plantearlos para abrir un debate que no es solo local sino, así no lo quieran aceptar los samarios, corresponde al ámbito nacional.

Sin desconocer las bondades de la descentralización de un país grande y complejo como Colombia, con diferencias culturales marcadas que deben enriquecerlo en vez de ser fuente de conflictos, es necesario reconocer que ciertas políticas deben y tienen que ser nacionales. La justicia por ejemplo debe tener reglas e instituciones para todo el territorio nacional y nadie probablemente esperaría autonomía en este tema. Algo similar sucede con la política ambiental que debe ser una para todo el territorio. ¿Que tal que un departamento donde nace un río maneje la cuenca de una manera y el vecino de otra?

El Tayrona pertenece a lo que se ha llamado el Sistema Nacional de Parques, una de las mayores riquezas naturales de Colombia, mal manejados, mal explotados, lo que quieran, pero una unidad. No es posible tomar decisiones aisladas para cada uno de ellos de acuerdo a las pretensiones de los habitantes y mandatarios de cada Región del país. Las decisiones sobre el Tayrona deben ser estudiadas como parte de una política nacional.
El ex ministro del Medio Ambiente, Manuel Rodríguez, acaba de escribir una interesante columna sobre los parques naturales que debe analizarse con cuidado en Santa Marta. Señala con preocupación que "La integridad y conservación de los parques naturales nacionales podrían verse en peligro en caso de que se abra paso una iniciativa que vienen tejiendo los gobernadores y distinguidos miembros del sector privado de algunos departamentos del país, al calor de los consejos comunitarios. En efecto, los departamentos de Magdalena y Caldas están gestionando ante el alto gobierno que se les entregue la administración de los parques Tayrona y de los Nevados con el fin de que las gobernaciones los orienten hacia su explotación turística por parte del sector privado."
El punto de partida de este debate debería ser, como él lo señala, la experiencia de países como Estados Unidos que le sacan el mayor partido a sus parques pero preservando el gran valor que tienen. En esos lugares existe turismo sin acabar con la naturaleza, se genera riqueza sin necesidad de destruir la belleza natural con hoteles en medio de ellos. Es necesario entonces que el Gobierno nacional junto con representantes de los departamentos y ciudades interesadas empiecen la búsqueda del equilibrio necesario para que, como dice Manuel, se busquen nuevas alternativas para conservación y uso de nuestras áreas protegidas en beneficio de todos los ciudadanos, y de las regiones en donde se ubican y sus comunidades. Esto es, como el continúa, perfectamente legítimo y deseable.

 


Cecilia López Montaño © 1999 - 2013 - Derechos Reservados

Articulos en Nacional
3er. Trimestre del 2004

 
Pensemos en los Nietos
Empresarios en Funciones Públicas
¿Que Más se Requiere?
Trastocados los Valores
Los Economistas Bajaron los ...
Señales de Alarma
Que Difícil es ser Niño en Colombia
Keynesianismo Vergonzante
El Parque Tayrona
Baja el Desempleo
Intolerancia y Más Intolerancia
 
Twitter